Usted está en la página

¿CUÁL ES DIOS?

Mundo Espiritual

 

Primera página

Reincarnation

Quien invento la reencarnación?

Acción y reacción

Mundo espiritual

Transcomunicación  instrumental

Investigación Científica

Los fenómenos de Hydesville

Allan Kardec

Mediunidad

Obsesión espiritual

¿Fe o razón?

Biblia 

El Gólgota y el Tabor

 El Comforter

Quien fue Jesús?

Enfermedades

La oración

La Compasión en el

concepto budista

 

 

 

Dios ha  sido visto por el mundo cristiano con aquel

ropaje que el Viejo Testamento le confirió, o sea, un ser

vanidoso e incompetente; de naturaleza guerrera,

cruel, vengativo y  siempre airado,

más allá de arrepentido de su propia obra.

 

Esa es  una imagen absolutamente incompatible con la inimaginable

grandeza del Soberano Señor, Creador y  mantenedor del universo,

de la vida y  de las leyes que todo rigen.

 

No cree que ya es hora de que la humanidad comience

a ver la cuestión religiosa por enfoques más sensatos y  más

coherentes con esta época y los conocimientos actuales?

 

 

 

Para oír

 

 

       ¿Cuál es Dios?

     

Sin ningún desacato a la creencia del lector, es fácil de percibir que las ideas a respecto de dios necesitan ser totalmente remodeladas. No se justifica que hoy, con el conocimiento que la humanidad obtuve, todavía si pueda entender el dios en la forma que él viene siendo presentado desde Moisés.  

Quién lee el viejo testamento, sin preconcepciones, percibe como en los innumerables momentos el vibra con la fuerza del azote, de la espada y de la venganza, demostrando un dios parcial, con contradicciones, casi siempre nervioso, a veces furiosos, injusto, rencoroso y cruel. También se presenta en diversas ocasiones la semejanza de un aprendiz del creador, haciendo experiencias sin saber exactamente lo que de ellas surgirá.  

Pronto en el primer capítulo de la Biblia, en Génesis, versicles tres y cuatro, si dice lo siguiente: “Dios dicho: Haya luz; y hubo luz. Y Dios consideró que la luz era buena.”  

De la misma forma, después de cada acto de la creación, como la Biblia, dios hubiera observado que los resultados de aquella acción era algo bueno y al final, después de todo pronto, él fue examinar para verificar si todo que había creado era perfecto.      

Reflejemos por algunos segundos sobre la grandeza del universo, la infinidad de las galaxias que si pierden en su grandiosidad cósmica; sobre la estructura de nuestro planeta; la naturaleza, donde todos los elementos si unen con la perfección absoluta, para hacer la vida posible.  

Si piensa en el ser humano, en la perfección de la máquina que es su cuerpo, en la fabulosa estructura de su cerebro, en su mente, de su psiquismo…  

Si refleja sobre cualquier aspecto del universo y de la vida y pregunta para si mismo: ¿quién hizo y ordena todo esto?

¿… Es posible creer que la “mente cósmica” que elaboró los leyes que a todo prevalecen, ó sea, el creador del infinito y de la vida podría hacer experiencias con la creación, para ver en lo que daría, así como si dice en la Biblia?  

¿E podría él hacer algo imperfecto, para después ir a investigar si había errores en su creación?  

¿Será que ese dios, la perfección absoluta, podria arrepentirse por haber hecho algo, como si no supiera bien lo que a hacer y acabara errando en sus actos?       En Gen 6:6 y 7 si dice: “… entonces si arrepintió el señor por haber hecho el hombre en la tierra, y ésta pesó a él en el corazón.  

Dijiste: “Haré desaparecer de la tierra el hombre que crié, el hombre y el animal, los reptiles y los pájaros; porque me arrepentí de los haber hecho”.  

¿No crees que actitudes como esta puedan ser esperadas de un humano, pero nunca del dios?  

Sin embargo, los arrepentimientos de Jehová están por la historia bíblica, como, por ejemplo, en 32:14 , por haber amenazando a gente de Israel; en 1o. SAM 15:11 y 35, por haber hecho rey a Saúl; en 2º. SAM, por haber exterminado con 70 mil personas de su gente; en Jonás 3:10, él se arrepintió del mal que promete hacer a Nínive, etc.  

Sin embargo, en 1o Samuel 15:29, éste dice, mencionando a dios: “También la gloria de Israel no broma ni si arrepiente; ya que él no es hombre de modo que si arrepienta”.      

¿Si esos hechos y tal mentalidad, como fueron demostrados hasta aquí, san hasta comprensible y compatible con una época como aquélla, dónde la barbaridad reinó, cree que podrían originarse directamente de Dios, la inteligencia suprema, causa primaria de todas las cosas, perfecta en todas sus cualidades?  

En Deut. 10:18 si dice que dios “hace la justicia al huérfano y al viudo, y ama al extranjero, dando a el pan y las vestiduras”, concluyendo: “Amas por lo tanto al extranjero, porque eras extranjero en la tierra de Egipto”. Sin embargo, aún en Deut. 20:16, dirigiendo la forma como su gente tendría que invadir y a las seis naciones, exterminar para poseerse de sus tierras, Jehová dijo para matar a todos que respiran.

En 1o Samuel 28:17 /19, mencionando la guerra de Israel contra Amaleque, en un momento del furor de Jehová ordenó matar a todo que tenía respiración, también los niños y aun cuando los animales, y porque Saúl deja con vida algunos animales a ofrecerte como holocausto, castigándote con la muerte, y no sólo UD, pero a toda su familia, todavía entregando la gente de Israel en las manos de sus enemigos.  

El escritor y estudioso de la Biblia, Jaime Andrade, en el libro el Espiritismo y las iglesias remodelados, cuenta 60 accesos de cólera de Jehová entre los libros éxodo y 2o reyes.      

Algunas preguntas

a) En su concepto a respecto de dios, crees que podría actuar así, de forma tan cruel, tan nervioso, ordenando matar a todos, hasta los niños, y más adelante castigando con la muerte Saul y toda su familia y todavía la gente de Israel porque hubiera dejado vivos algunos animales?      

¿Si fueras dios, actuaría así?      

b) ¿Crees que Dios, la justicia perfecta y la fuente del amor universal, podría tener sentimientos de cólera o de furor?  

c) ¿Cree que el creador podría ser así tan perverso y sanguinario como se demuestra en el viejo testamento, no sólo en esto, así como en centenares de otros pasajes? Por las citaciones hechas hasta ahora, eso representa un paquete mínimo con las incongruencias y los absurdos encontrados en lo viejo testamento relacionados a Dios, o Jehová, podemos levantar algunas hipótesis:  

 d) Ciertamente Moisés, teniendo como objetivo infundir el respecto en la gente grosera y orgullosa, atribuía a divinidad todos esos rompantes de cólera de que lo viejo testamento es repleto, así como, también, de tantas otras leyes y orientaciones, como la dos holocaustos, las ofrendas etc.;  

e) Conforme Jaime Andrade es bien probable que el ser espiritual responsable por la evolución de la gente israelí si hiciesen representar por Jehová, que no sería dios, pero sí, una entidad más o menos identificada con la naturaleza guerrera de la raza, porque si asume que cada hombre y cada gente tienen un guía espiritual compatible con su grado evolutivo. Quizás fuiste alguien de su antepasado, dotado con la autoridad necesaria para imponerse y para dominar.   El escritor Aureliano Alves Neto, en el prefacio del libro el Espiritismo y las iglesias remodelados transcribe las palabras del Reverendo Maurice Elliot, de los errores concretos del libro de la Biblia, que dice: “La Biblia erróneamente entendida es el enemigo peor de la humanidad (...) Ningún libro infalible. No hay iglesia infalible. Hemos sido erróneamente enseñados. El dios es verdad. Amar a dios es amar la verdad, amar la búsqueda de la verdad, amar la lucha por la verdad. No tiene otra manera.”  

Se observa que estas palabras habían sido dichas por un reverendo.   

Es fácil concluir, entonces, que la imagen que las religiones hacen sobre dios es absolutamente incompatible con braveza inimaginable de esta fabulosa “mente cósmica”, responsable por la creación y mantenimiento de lo todo, la vida y las leyes que prevalecen en el universo. Si no somos por lo menos capaces de entender el infinito, en las dimensiones del tiempo y del espacio, no debemos tener la pretensión del deseo de definir a dios.  

En la codificación de la doctrina espirita, Allan Kardec pidió a los espíritus superiores que te contestasen las investigaciones: “Qué es dios” la contestación fue: “Dios es la inteligencia suprema, causa primaria de todas las cosas”.   E había continuado los espíritus para explicar, decir que es perpetuo, invariante, incorpóreo, único, omnipotente y soberanamente bueno y justo.  

Otras explicaciones sobre dios están muy bien definidas y detalladas en el primer capítulo del libro del Espíritus, ejecución fundamental de la codificación de la doctrina de Espírita.       

El espirito de Miramez, en la filosofía Espírita del libro, vol.1, psicografado por João Mayan, hablando en dios, así Núñez si expreso: 

“La majestad suprema del universo es, para la dignidad apropiada, inconcebible y incomparable. Nada si puede comparar con el arquitecto universal; su estuante y vida vigorosa dejan vidas con la marca de su amor. Somos todos los niños del amor.”   

El “dios es infinito en sus perfeições, en las calidades inherentes a su personalidad que si irradia en todas las direcciones, que apoyan y dan a la existencia todas las dimensiones de existir. Él está presente en las claridades del máximo y en la luz del mínimo; vibra en las formas de las estrellas y canta en los movimientos de los átomos, hace mover todas las constelaciones y armoniza toda la jerarquía cósmica”.  

Estas razonables afirmaciones, nos dejan más tranquilos, más libre y de bueno con la vida, porque comenzamos a entender que el dios no nos aniquila con sus rompantes, no nos rechazan, no nos castigan en razón de nuestra inmadurez espiritual, sino en él plomo con la justicia y el amor en la ruta de nuestra evolución espiritual, nos dando siempre ocasiones renovadas del reajuste con sus leyes.   Podemos entonces entender que, para los judíos, la vieja voluntad debe ser un libro sagrado, para contener toda su historia y las bases de su vida religiosa.   Pero para los demás, con otras bases culturales e, en este tiempo, se guiar por  él, literalmente, refleja un  estancamiento evolutivo, y di acuerdo con lo que dije el Reverendo Maurice Elliot, “La Biblia erróneamente entendida es el peor enemigo de la humanidad”.      

Pregunta lógica

¿Donde entonces está la verdad religiosa?      

La verdad completa, absoluta, está ciertamente con dios. Las religiones poseen paquetes o rebanadas de esta verdad; por eso son diferentes una de las otras.

Es por eso que tanta gente si converte a determinada religión, pero hacen algunos cambios, hasta encontrar aquél que si ajuste mejor a su grado evolutivo, a su psiquismo.  

Ésta es la búsqueda de la verdad. El ser humano, en este impulso interior de la evolución, mira a dios. Y, de acuerdo con su estructura psíquica, él la encuentra en la religión en que las ideas si casan con tu propia naturaleza, tu grado evolutivo, tu manera de ver, de pensar y de sentirse… o entonces, con tu holgazanería evolutiva, tu comodísimo, o sus intereses.  

Así, podemos percibir el inutilidad de cualquier conflicto religioso, por la pretensión de ser el verdadero, porque la religión verdadera solamente va a existir en la tierra, cuando el humano comenzar a preocuparse en vivir profundamente la fraternidad, las buenas sensaciones, el comportamiento honesto, ético y noble, sin orgullo, los vanities, avaricia y odio. Será la religiosidad que vibra en su alma. Todos los otros son solamente formas o fórmulas creadas para ayudar al humano a un día llegar a la religión verdadera, aquélla que Jesús había presentado cuando jije: “Ame a dios sobre todas las cosas y a los otros como a ti memo”.

 

 

 

 

Encuentra que este site le acrecentó algo de bueno?

Entonces recomiéndelo...